24.5.13

Raras



Queridísimas y seguro que guapísimas lectoras:

Sois raras, reconocedlo. Las mujeres sois raras. Encantadoras, pero raras en vuestros gustos sexuales.

Para esta afirmación me baso en los galanes cinematográficos a los que tradicionalmente habéis distinguido con vuestra atención, al prototipo de hombre que os ha hecho tilín.

Hablaré de ellos como si de un género aparte se tratase, porque no consigo identificarme con ninguno de ellos ni por el forro.


RODOLFO VALENTINO

Que no se arruinó comprando maquillaje, porque se lo suministraba gratis el estudio. Una generación de mujeres enamorada de un galán con labios pintados de color rojo guinda. Suicidios por amor. Mal actor (sólo hizo media docena de películas). Cursi posón (que posaba mucho, vamos). Inventor de la metrosexualidad, por decirlo finamente.


CARY GRANT

Le llamaban en la profesión «el hombre de hielo». Los directores se negaban a trabajar con él y, cuando se veían obligados por los estudios a hacerlo, se tiraban de los pelos, porque el tipo era totalmente incapaz de expresar nada en absoluto. Estuviera seduciendo a la de turno o huyendo de los gángsters, siempre tenía la misma expresión inocua, porque consideraba que cualquier gesto de su rostro aminoraba su belleza. Pero tenía a muchas chicas completamente loquitas.


HUMPHREY BOGART

También enamoró a muchas, pese a ser feo con ganar (con muchas ganas, casi se podría decir que con verdadera ansia). La honestidad de las féminas les impedía decir que era guapo, por lo que se inventaron para él el calificativo de «interesante». Bogart era interesante. (¿Qué demontres quiere decir eso? Cualquiera que haya leído su biografía sabe que era un tipo de lo más normalito: le gustaba ganar dinero, el whisky y jugar al póker los sábados por la noche. No tenía ninguna vida interior, que se sepa, ni hizo nada especial, ni con su fama ni con sus millones, salvo mandarse construir una piscina. ¡Y anda que no hay cosas apasionantes y originales que hacer en este mundo si tienes millones...!) Pero, sin embargo, para vosotras era «interesante». ¡Tiene narices la cosa!


ROCK HUDSON

Este sí era guapo... a más de otras cosas, que sólo se supieron más tarde, pero que todos los hombres intuíamos. No obstante, las mujeres parecéis carecer de esa capacidad de reconocer lo reconocible. Esto ha dado lugar siempre a infelicidad, matrimonios frustrados y sorpresas indecibles cuando el marido abandonaba el domicilio conyugal para irse a vivir con el cartero.


VICTOR MATURE

Prototipo y antecesor del actual guaperas cachas (porque «guapo cacheras» no se puede decir), antecesor de los Schwarzeneggers. También gustó mucho a las hembras en su momento. No puedo decir sobre él nada que supere a lo que afirmó el maestro Groucho en su autobiografía Groucho y yo: «Me niego a ver cualquier película en la que el galán [Mature] tenga los senos más desarrollados que la mujer protagonista.»


LEONARDO DI CAPRIO

Este pésimo actor, prototipo inexplicable del héroe romántico, vendió su foto a la Enciclopedia Británica para que la pusieran junto a la entrada «Niñato».


BRAD PITT

Lo siento si hiero alguna sensibilidad, pero este galán directamente tiene cara de mono.


Sin embargo, actores buenos y no especialmente mal parecidos, como Spenser Tracy, Gary Cooper o Steve McQueen nunca han gustado en demasía.

Vosotras sabréis el porqué, ya que yo no atino a explicármelo.

3 comentarios:

María dijo...

Perooo... ENRIIIQUEEE xD!!

Esta vez, ya puedes prepararte para recibir una reprimenda, una por generalizarnos en las rarezas (de todos los supuestos guapos que has nombrado, solo salvo a BRAD PITT, que aun con cara de mono y todo, sobre todo en Leyendas de pasión está para respirar por los ojos y un poquitín a
CARY GRANT, al resto puedes echarlos a todos a la hoguera por mi) y otra por suponernos a todas tan raras como para que actores de quitar el aire como Gary Cooper ( en por quien doblan las campanas con 8 años creo que la vi, ya me enamoré de por vida de él, aunque no sé si fue él o porque Ingrid Bergman se llamaba María ;-) Steve McQueen otro de los duros encantadores irresistibles del cine y Spenser Tracy, no, la verdad es que este guapo lo que se dice guapo, no era pero tan entrañable como adorable cantando aquello de “ay mi pescadito deja de llorar” aun sigo llorando cuando el pobre marinero portugués se nos muere ... así que... se siente, somos raritas sí... pero en esto y solo por esta vez, nada en absoluto de acuerdo con las rarezas que nos adjudica;))


Muchos besos y feliz finde, a ser posible sin rarezas:))

Campurriana Campu dijo...

Fíjate si me gusta Leonardo.

Mi Leonardo...

Saludos y, por esta vez, estás perdonado.
;)

Mariela dijo...

A mí Gary Cooper me parece super guapo, atractivo e interesante a más no poder. Siempre me ha gustado desde la primera vez que lo ví. Humprey Bogart sin parecerme especialmente guapo sí me parece que tiene atractivo. O sea que yo los encuentro agradab les en los dos bandos. Y qué tal Paul Newmann? Mmmmm.....